Para calmar el dolor | Sobre “Calmas de enero”, de César Antonio Molina

Con Calmas de Enero, el poeta, ensayista y crítico César Antonio Molina se entrega a un recorrido por los distintos estados del alma, siempre cercanos al sosiego y casi siempre recreados con el telón de fondo de ciudades, paisajes y escenarios procedentes de sus innumerables viajes.
© PEDRO GARCÍA CUETO

La editorial Tusquets ha editado el último libro de poemas Calmas de enero de César Antonio Molina, ensayista, crítico literario, ex ministro de Cultura en el Gobierno de Rodríguez Zapatero y poeta. Nacido en La Coruña en 1952, César Antonio tiene una dilatada trayectoria, muy interesantes son los libros de ensayo (Donde la eternidad envejece, Lugares donde se calma el dolor, Vivir sin estar viviendo), donde va recordando muchos lugares que ha amado en su vida, también personajes que ha conocido a través de sus lecturas y que recrea al visitar sus casas, donde podemos presentir ese afán de dar eternidad al tiempo, siendo el pasado presente y el presente un instante eterno presidido por la cultura y la admiración a tantos que la han fomentado.

César Antonio Molina

Calmas de enero es el título de este libro de poemas, que viene a completar lo que ha sido una larga trayectoria como poeta, donde vemos el mismo afán que late en sus ensayos, volver a la Antigüedad, recorrer aquellos caminos que le han hecho viajero, que no turista, porque para el escritor gallego viajar es reconocerse, encontrarse con su verdadero yo, en los viajes la vida se convierte en un espejo de seres y lugares que va reconociendo, por ello, los poemas del libro recorren esos espacios donde ha transitado y a los que ha amado.

En sus poemas está Cracovia, la Antigua Grecia, Italia, París y muchos otros lugares amados, donde se calma el dolor, como tituló uno de sus ensayos,

En el poema que da título al libro, “Calmas de enero”, hay una descripción del espacio amado, la sierra de Tramontana, en él podemos apreciar su afán de recorrer con las palabras un lugar que pertenece a su vida, adherido a sus recuerdos: “La sierra de Tramontana como el monte Ararat. / Encinas, algarrobos, olivos. / Hubo barba y paseo en galería / contemplando caer el aire / sobre los hilanderos de lana. / Viñas y frutales”. Todo el poema es desvelamiento: “Las miradas prisioneras de los pensamientos. / La niebla que nos cancela”.

En otros poemas está Cracovia, la Antigua Grecia, Italia, París y muchos otros lugares amados, donde se calma el dolor, como tituló uno de sus ensayos, porque el escritor insiste en el poder de redención del viaje que se cumple al recordarlo en el lenguaje, ese afán de hacer de lo vivido un tiempo eterno, donde el pasado y el presente confluyen, sus escritores queridos vuelven, los paisajes se eternizan al volver a rememorarlos.

Calmas de enero. César Antonio Molina

Calmas de enero. Editorial Tusquets. Textos sagrados. Barcelona, 2017 166 pags.

“En el Drina un puente”, “Palmera pétrea”, “En los cafés de París”, “Laura en la playa de Deauville”, son algunos de los poemas de este libro, donde podemos sentir cada lugar como único, cada espacio como un don elegido por el poeta para sentir la vida, vivida por dentro, como un espejo del ser.

Puede que los poemas sean algunos esencialmente narrativos, como si fuesen una historia, lo que alejaría del libro al lector que no sienta pasión por el viaje y por la cultura, ya que en cada poema hay descripción y narración, perdiendo a veces el lirismo del verso, pero sí queda una musicalidad, la que va dotando el paisaje amado, donde podemos ver el paso del tiempo.

Cito para concluir los versos del poema breve “En el averno de Brikenau”, cuando dice:

“¿Cuáles eran más  blancas, / tus cenizas o las mías / sobre el Averno de Birkenau?”.

En este poema, junto a  otros breves del libro dedicados al Holocausto, late el sentido del libro, donde la vida de los otros se hace nuestra y el pasado presente, todo un tiempo eterno que hace de este libro un espejo más del mundo de César Antonio Molina, su afán por entender la vida desde la cultura y su paso en el transcurrir del tiempo.


EL AUTOR

Pedro García CuetoPEDRO GARCÍA CUETO. Ensayista español (Madrid, 1968). Doctor en filología y licenciado en antropología por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED). Docente en educación secundaria en la Comunidad de Madrid. Crítico literario y de cine, colaborador en varias revistas literarias y de cine, autor de dos libros sobre la obra y la vida de Juan Gil-Albert y un libro, La mirada del Mediterráneo, sobre doce poetas valencianos contemporáneos.